Está prohibida la pesca de mantas y móbulas

La subsecretaría de Recursos Pesqueros prohibió desde agosto la captura y desembarque de la manta gigante (Manta birostris) y de mantas pequeñas, también conocidas como móbulas o chiriquimbas (Mobula spp.), en mares y playas ecuatorianos.

Tras la disminución de las capturas de las principales pesquerías comerciales, han aumentado los desembarcos de especies cuya pesca no ha sido tradicional, entre ellas los tiburones y las rayas. Estas últimas comparten con sus parientes, los tiburones, la vulnerabilidad de sus poblaciones a la sobreexplotación: tienen una baja tasa reproductiva y una madurez sexual tardía.

Las mantas gigantes pueden medir hasta ocho metros de envergadura, mientras que las móbulas, entre uno y tres. A pesar de su tamaño, estos animales son inofensivos. En ciertos lugares, como México, Hawai, Filipinas y las Maldivas, las mantas gigantes se agrupan para reproducirse o alimentarse. Estos sitios son críticos para la conservación de la especie y un gran atractivo para el turismo de buceo.

En Ecuador, estudios desarrollados por el ministerio de Ambiente han confirmado a la isla de la Plata, en el parque nacional Machalilla, como una de estas zonas de agregación, donde las mantas llegan entre junio y noviembre.

La veda viene como consecuencia de esta información, de los peligros de sobreexplotación y de los objetivos del plan nacional de acción para tiburones. La medida ha sido reconocida como un avance importante y resalta el liderazgo de Ecuador en varios temas relacionados a la protección de los mares. No obstante, será necesario establecer los mecanismos de monitoreo y control adecuados para hacerla efectiva. De igual manera, se espera que otros países de la región que las mantas atraviesan en sus largas migraciones adopten y apliquen estrategias similares.

Anuncios